Republica Bolivariana de Venezuela

Consulado General de la República Bolivariana de Venezuela en Barcelona

Noticias

  • Jueves, 23 Octubre 2014
    Venezuela rechaza declaraciones injerencistas de presidente español
    Escudo_Oficial_2011_web.jpg

    El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela repudió este jueves las recientes declaraciones injerencistas del presidente español, Mariano Rajoy, a través de las cuales busca "estimular y promover una agenda política de desestabilización" contra el país.
    A través de un comunicado emitido por la cancillería, el gobierno venezolano rechaza que, debido a su relación partidaria con la extrema derecha que hace vida en el país, el Jefe del Ejecutivo español se involucre en una causa judicial seguida de manera independiente y soberana en tribunales venezolanos contra Leopoldo López, por delitos públicos y notorios que costaron la vida a más de 40 venezolanos.
    A CONTINUACIÓN EL TEXTO ÍNTEGRO:
    La República Bolivariana de Venezuela, a través del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores, manifiesta al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación del Reino de España, su más profundo rechazo a la acción injerencista, irresponsable e irrespetuosa llevada adelante el día miércoles 22 de octubre de los corrientes por el Jefe de Gobierno español, señor Mariano Rajoy, al estimular y promover una agenda política de desestabilización contra nuestro país al hacer declaraciones públicas emitiendo juicios de valor respecto a nuestro ordenamiento jurídico, vida social y funcionamiento de nuestra democracia.
    Para nuestro Gobierno resulta inadmisible que por su relación partidaria con la extrema derecha venezolana, el señor Rajoy se involucre en una causa judicial seguida de manera independiente y soberana en tribunales venezolanos contra el señor Leopoldo López por delitos públicos y notorios que costaron la vida a más de 40 venezolanos, heridas a un millar, enormes destrozos y un gran desasosiego a nuestro pueblo.
    Resulta inaceptable que el Jefe de Gobierno español, en un acto profundamente inamistoso hacia nuestro país, violente el principio de no injerencia y respeto a la soberanía. Con este comportamiento el señor Rajoy y su agrupación partidista reincide en la actitud de intromisión desarrollada por el gobierno del señor Aznar en la pasada administración de este partido, cuando reconoció al gobierno de facto en Venezuela surgido del golpe de Estado perpetrado contra nuestro país en abril de 2002, que pretendió romper el hilo constitucional y sumir a nuestro pueblo en una espiral de violencia, retrogradándonos a regímenes dictatoriales como los que en el pasado padeció el pueblo español.
    Estas acciones del señor Rajoy se producen a espaldas de las inmensas mayorías del pueblo español, al cual nos vinculan estrechos lazos históricos y culturales, y al cual siempre hemos brindado cobijo y amistad. Es el mismo pueblo español que sufre los rigores de una crisis sin precedentes, donde se han producido casi 570 mil ejecuciones hipotecarias o "desahucios", que ha causado el suicidio de ciudadanos desesperados, el mismo pueblo español con un 23,67 % de desempleo, 5.427.700 de parados, un desempleo juvenil de 53,8%, es decir, 842.000 jóvenes, un pueblo que no puede encontrar canales para discutir respecto a las autonomías y un país donde existe una creciente penalización de las protestas contra los recortes.
    Todas éstas deberían ser las preocupaciones y el foco de acción del Jefe de Gobierno español, en vez de buscar un protagonismo político que solo tiene eco en la extrema derecha española y sus satélites venezolanos. Nos parece insólito que las consideraciones partidistas del señor Rajoy estén por encima del supremo interés común de mantener cordiales relaciones entre nuestros gobiernos e instituciones y pretendan desconocer el liderazgo constructivo de nuestro país en Latinoamérica y el mundo.
    Finalmente queremos reiterar nuestra amistad y profundo afecto por el pueblo español y sus regiones, así como nuestro apego al principio de no injerencia, respeto mutuo, e inviolabilidad a la soberanía de los Estados como un principio fundamental de las relaciones internacionales. Caracas,
    Al Honorable
    Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación del Reino de
    España
    Madrid.-

  • Miércoles, 22 Octubre 2014
    Gobierno venezolano rechaza declaraciones injerencistas del Alto Comisionado para DDHH de la ONU
    casa_amarilla.jpg

    Caracas, 22 Oct. AVN.- El Gobierno venezolano expresó este miércoles su profundo rechazo ante las declaraciones emitidas por el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, en relación a los casos de Leopoldo López y Daniel Ceballos, por considerarlas injerencitas, falsas e infundadas.
    Días atrás, Zeid Ra'ad Al Hussein exhortó a las autoridades venezolanas a liberar inmediatamente a López y Ceballos.
    Ante este hecho, la Misión Permanente de la República Bolivariana de Venezuela ante la ONU-Ginebra consignó una Nota Verbal ante la mencionada Oficina, por instrucciones del ministro para Relaciones Exteriores, Rafael Ramírez, refiere un boletín enviado por la delegación diplomática.
    "El Alto Comisionado, Zeid Ra'ad Al Hussein, ha hecho señalamientos que lesionan la dignidad y el decoro, los cuales deben ser preservados en las relaciones con los Estados soberanos miembros de las Naciones Unidas", reza la nota verbal.
    Asimismo, la nota indica que la resolución que creó la Oficina del Alto Comisionado de ONU para los Derechos Humanos exige un desempeño "imparcial, objetivo, no selectivo y eficaz de las funciones de ese alto funcionario".
    La Cancillería venezolana destaca que "en cumplimiento de la vindicta pública tales ciudadanos (López y Ceballos) están siendo juzgados, en el marco del Estado de Derecho, por sus actuaciones delictivas en perjuicio de la paz y la estabilidad de la República".
    Para el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, estas declaraciones de Zeid Ra'ad Al Hussein se inscriben "en la manipulación mediática internacional (...) que ha sido denunciada por la alta dirigencia del Gobierno Bolivariano".
    "Leopoldo López, actor principal del Golpe de Estado en contra del Presidente Hugo Chávez Frías, en 2002, se encontraba disfrutando de libertades plenas, gracias al Decreto de Amnistía emitido por el Presidente Bolivariano, magnánimo gesto destinado al fomento de la paz y la confraternidad entre los venezolanos y venezolanas", reza la Nota consignada.
    Asimismo, recalca que la resolución que creó la Oficina del Alto Comisionado de ONU para los Derechos Humanos exige un desempeño "imparcial, objetivo, no selectivo y eficaz de las funciones de ese alto funcionario".
    "Resulta preocupante que el Alto Comisionado pretenda convertir las opiniones del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria en decisiones jurídicamente vinculantes que obliguen a los Estados a su inapelable cumplimiento", subraya el Gobierno Bolivariano.
    Agrega que "es sorprendente e insólito que el Alto Comisionado no se haya informado o solicitado información actualizada al Estado Venezolano sobre estos casos, y se haya pronunciado políticamente, desestimando la ingente documentación sustantiva proporcionada a su Oficina".
    "Durante sus dos meses de desempeño no ha hecho contacto con las autoridades venezolanas. Llama la atención, por lo tanto, que su primera actuación pública sobre Venezuela haya sido precisamente para condenar al Estado venezolano, y complacer a los sectores antidemocráticos de la oposición venezolana", sostiene el documento.
    El Gobierno Nacional indica que "El Alto Comisionado y la Oficina que representa, con su proceder, lejos de actuar con ecuanimidad y sindéresis, buscan profundizar las diferencias políticas y toman partido por un sector violento de la oposición venezolana".
    "El Estado venezolano ha actuado siempre en pro de la protección de la vida, del derecho a la manifestación pacífica y de la integridad física de las personas, respetando los derechos humanos y la Constitución. Las instituciones garantizan el ejercicio pleno de los derechos civiles y políticos a todos sus ciudadanos, conforme a las libertades consagradas constitucionalmente", añade el documento consignado por embajador Jorge Valero, representante permanente de Venezuela ante la ONU-Ginebra.
    López fue detenido el 18 de marzo pasado, después de que fuera conminado por el presidente Maduro a presentarse ante la justicia. Para entonces ya era requerido por el Ministerio Público tras dirigir el 12 de febrero hechos de violencia en el centro de Caracas en los que resultaron muertas dos personas y atacadas instituciones del Estado, incluyendo la sede central de la propia Fiscalía.
    Luego fue acusado por los delitos de instigación pública, daños a la propiedad en grado de determinador, incendio en grado de determinador y asociación para delinquir, como informó el pasado viernes 4 de abril la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz.
    Este año lideró acciones desestabilizadoras en el país a través de las llamadas "guarimbas". La estrategia consiste en atentar de manera violenta y sistemática contra la paz y tranquilidad pública y provocar una actuación "represiva" de las fuerzas del Estado, para incentivar una sublevación cívico-militar, deslegitimar al Gobierno y forzar una intervención extranjera.
    Actualmente, López se encuentra detenido en el centro de reclusión Ramo Verde, en Los Teques, estado Miranda.
    Su llamado a la violencia ha dejado un saldo de 40 personas asesinadas, 31 de ellos son civiles y el resto funcionarios policiales, militares y uno del Ministerio Público (MP). Igualmente, se registran 608 lesionados, de los cuales 414 son civiles y 194 policías o militares, además de daños materiales a la Nación y al propiedad privada.
    Por su parte, Ceballos, ex-alcalde de de San Cristóbal, fue detenido por desacatar el amparo constitucional que los obligaba a impedir guarimbas en sus respectivas jurisdicciones.
    Ceballos cumple pena de 12 meses de prisión por negarse a garantizar el orden público y la paz. Incluso aupó públicamente las acciones de los grupos violentos en el municipio tachirense que estuvo bajo su mandato.

Agenda del Consulado